Alzas y Bajas en el mercado de perecederos

Actualizado: 16 de oct de 2019



Todo el tiempo somos testigos de los cambios drásticos de precios de los productos perecederos. Esta acción en concreto, representa una situación que repercute directamente no sólo en la economía de las familias mexicanas, sino en la toma decisiones de quienes dependemos y participamos en las actividades del campo. Vale la pena echar un vistazo y describir el escenario actual de algunos productos afectados, así como mencionar los factores que influyen para que el alza o baja de los precios sea la consecuencia.

Durante el primer semestre del año, algunos productos de la canasta básica han tenido una variabilidad en la cual su valor real se ha incrementado hasta en un 300 por ciento. Para tener el contexto de la situación, planteemos el escenario registrado en las últimas semanas sobre el precio del aguacate, la cebolla y el jitomate, productos que han sido el referente en la variabilidad en torno a su precio.




Poniendo estos ejemplos, y partiendo del escenario donde el incremento y el descenso en los precios son notorios, ¿Cuáles son las determinantes que inciden de manera directa en el precio de los productos agroalimentarios? Tomemos en cuenta los factores climáticos, logísticos, ciclos y niveles de producción, salud vegetal, plagas y enfermedades, niveles de demanda/oferta, niveles de importación – exportación, consumo per cápita, riesgo a las posibles mermas, especulación y precios internacionales. El productor agroalimentario constantemente está contra la adversidad de los desastres naturales y de los fenómenos climáticos que repercuten directamente en los cultivos, dañando y alterando su ciclo natural. Para el caso del oro verde, ejemplo que cité con anterioridad, los volúmenes de cosecha y de producción disminuyeron desde el mes de abril hasta finales del mes de junio. Durante estos meses, la recolección de este fruto se realizó en zonas donde y por ende se da una baja en la disponibilidad para el mercado. Cuando un producto agroalimentario con constante presencia, empieza a escacear, la proporción demanda/oferta crece elevando su precio de manera categórica.

Mismo fenómeno se vio reflejado con la cebolla blanca, en los últimos días una afectación directa ocasionada por algunas lluvias torrenciales en las principales zonas productivas del estado de Zacatecas, redujo la disponibilidad del producto.

El clima es uno de los factores que afectan directamente los niveles de producción agrícola y ante ello, es imprescindible mantenerse informado de los pronósticos del clima y tomar las decisiones preventivas a fin de anticiparse a posibles daños en las cosechas. Éste factor influido por el cambio climático, es lo que termina rompiendo cualquier pronóstico y situación actual de cosechas. Ante ello, sólo queda estar informado.

El tema logístico y de transporte, es otra característica que influye directamente en la determinación del precio de los productos agroalimentarios, más aún por la limitante en la rotación correcta de las unidades, en donde el primer contratante del transporte absorbe el traslado de ida y de regreso de la unidad. En México hay un gasto excesivo por traslados en algunas ocasiones innecesarios. Ante el desconocimiento de las diversas zonas de producción con vendedores concretos en zonas más accesibles, el consumidor nacional frecuentemente voltea a comprar productos de las grandes zonas productoras del norte y los lleva al sur de la república, elevando así los costos del producto y por consecuencia el precio. Incrementar el consumo local y regional, provocaría menores costos de traslado y beneficios al consumidor final. Los niveles y ciclos de producción van directamente a afectar la oferta. Es común que ante la decisión individualizada de cada productor sobre la planeación de la producción, los niveles de disponibilidad suban o bajen. La apuesta individual de cada agricultor se acumula con el resto de los productores que tuvo una tendencia similar hacia la producción de cierto producto. Así por ejemplo, si en cierta temporada la cebolla blanca tuvo un buen precio, seguramente éste producto será objetivo de otros productores para adoptar o incrementar sus producciones, lo cual, quizá en un siguiente ciclo productivo, genere mayor oferta y en consecuencia menores precios. La buenas prácticas agrícolas, el uso de la tecnología y capacitación adecuada, ayuda a disminuir los riesgos de presencia de plagas y enfermedades en los cultivos, con ello, se puede mitigar los impactos de la disminución de las cosechas que determinan menor oferta en los mercados y con ello el alza de los precios. Poner atención en éstos temas contribuye también a provocar el correcto retorno de la inversión esperada por nuestros agricultores. Los niveles de demanda/oferta, los niveles de importación o exportación, consumo per cápita y los precios internacionales son factores que de forma implícita van afectando los precios nacionales, ya sea de forma directa o de forma indirecta. Todos existen en la gran nube de los mercados y de cierta forma no están a la mano para ser observados, se van manifestando de manera implícita y es difícil interpretarlos de forma detallada o individual. Es información que es necesaria pero hasta el momento no esta a la mano de los participantes. Ante la posibilidad de la accesibilidad tecnológica, es menester implementar mecanismos de generación de información que permitan la observación del comportamiento de estos factores en línea para la mejor toma de decisiones. Estar correctamente informado determina vender y comprar mejor. Sin lugar a dudas la especulación es la madre de todas las desgracias. Si bien hay muchos factores que alteran los precios, la especulación los exponencía de manera clara. En los mercados, cuando existen fenómenos claros que ponen en alerta los niveles de producción como una inundación o una helada, la especulación determina que los niveles de oferta disminuirán, por lo que vendedores tratarán de vender por arriba del precio inmediato anterior, lo que trae consigo que los consumidores traten de anticiparse también a esta posible reacción, en consecuencia, se generan incrementos en la demanda y la subida es más que clara. Por el contrario, si se observa que los precios bajarán, el consumidor tratará de comprar menos hasta observar en dónde quedarán los nuevos niveles de precio. Como puede ver, la especulación acelera los picos de alzas y bajas y ante los riesgos de posibles mermas, existe el temor de anticiparse y almacenar de sobra los productos e incluso, no es difícil encontrarse en ocasiones ofertas agresivas para intentar mitigar la posible pérdida de producto. Es increíble las variaciones tan significativas que entre el mismo mercado o zonas comerciales cercanas existen. Las diferencias son tan grandes como para convertir a éste en el gran mercado de oportunidades por el diferencial de precios que es muy atractivo, no sólo para productores, distribuidores o compradores, sino para coyotes o especuladores con grandes ganancias por operación. Saber en dónde y con quién comprar o vender resulta una pregunta cuya respuesta generaría ganancias significativas para los comercializadores. Se convierte éste en un mercado bursátil sin control y sin información clara de los fenómenos determinantes. Información en línea del comportamiento de los precios en diferentes mercados y zonas productivas nacionales e internacionales ayudarían a disminuir los picos de alzas o bajas de precios. Los precios internacionales son también un factor determinante, más aún por la gran dependencia que tiene México con su homólogo del norte. Una alza en los precios de exportación hacia Estados Unidos, tarde o temprano afectarán los precios nacionales y viceversa. Se convierte entonces en un gran mercado internacional de afectación directa. La diversificación comercial hacia otros países ayudarían a disminuir los impactos directos de cambio de precios. Ante todos estos problemas latentes, existe una solución que marca un antes y un después en los niveles de información. Smattcom, es la plataforma en la que los vendedores y compradores están informados sobre el comportamiento de los precios en mercados y zonas productivas de México y otros países. Hoy es posible tener acceso a información confiable, completa y oportuna en cuanto a precios de productos agroalimentarios, brindando a los productores la posibilidad de llegar a nuevos mercados nacionales e internacionales tomando decisiones correctas de compra y venta. Hoy en día, tener información es imprescindible para así comercializar a un precio correcto. Es por ello que invitamos a productores, distribuidores y consumidores a que se unan a SMATTCOM, la aplicación mediante la cual pueden comprar y vender productos frescos y procesados del campo. Hoy, realizar comercio inteligente en favor del campo, es posible. Fortalecer los mercados locales, regionales y nacionales, diversificar mercados, no sólo hacia Estados Unidos, tener información en línea sobre compradores, vendedores y precios en un esquema económico colaborativo, es la solución que en esta industria se necesita en cara a tener un comercio justo. Para eso y por eso existe smattcom, el Comercio Inteligente Para el Agro.



96 vistas